Actualidade

  • 191 organizaciones dirigen una carta a la Unión Europea reclamando que la futura norma sobre deforestación importada proteja a comunidades que cuidan los bosques.

La propuesta de Reglamento sobre deforestación, discutida actualmente por el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo, debe exigir a las empresas que respeten los derechos de las comunidades indígenas y tradicionales sobre sus tierras, territorios y recursos o, de lo contrario, incumplirá sus objetivos. Así se manifiestan 191 organizaciones indígenas, ecologistas y de derechos humanos de 62 países en una carta abierta a las distintas instituciones de la UE.

En los territorios de estas comunidades se ubica gran parte de los bosques mejor preservados del mundo, que sufren la violencia por parte de multinacionales de la agroindustria que siembran soja o producen carne, la tala ilegal y otras industrias como la minería cuyos productos se comercializan en el mercado europeo.

La propuesta de Reglamento de la Comisión Europea sobre productos libres de deforestación propone restringir las importaciones de productos agropecuarios – carne de vacuno, cacao, café, aceite de palma, soja y madera – cultivados en tierras que fueron deforestadas después de 2020, pero no establece prohibiciones efectivas a los productos asociados a violaciones de derechos humanos, conforme a los instrumentos internacionales.

A nivel global, la agricultura industrial es la actividad que más contribuye a la deforestación y pérdida de biodiversidad, y la destrucción ambiental conlleva violaciones de derechos humanos de las comunidades que dependen de los bosques. Muchas de las corporaciones más poderosas que provocan la deforestación no han adoptado políticas para eliminarla de sus cadenas de suministro, y las que sí las adoptaron, no han actuado para que se cumplan.

«La principal carencia de la propuesta de la UE es que no obliga a las empresas a cumplir con los estándares internacionales en relación con nuestros derechos sobre la tierra», señala Puyr Tembé. «El mundo sabe que la falta de protección de nuestros derechos ha sido un desastre para la Amazonia y ha expuesto a los líderes indígenas a la violencia de ganaderos, madereros y otros invasores», denuncia el líder de la Coordinadora Ejecutiva de la Federación Estadual de Pará de Pueblos Indígenas (FEPIPA).

Entre los firmantes de la carta se cuentan 22 organizaciones indígenas provenientes de 33 países, incluidos socios comerciales claves de la UE como Brasil, Indonesia y Malasia, que son los principales productores de importaciones de soja, aceite de palma y caucho destinadas a la UE. Las organizaciones firmantes representan a cientos de miles de pueblos indígenas.

«En toda Indonesia, los pueblos indígenas están sometidos a una inmensa presión por parte de las empresas que quieren explotar nuestros bosques, incluso para cultivar productos destinados a los consumidores europeos», señala Rukka Sombolinggi. «La actuación de la UE para abordar su responsabilidad en la deforestación mundial es importante, pero los legisladores de la UE también deberían garantizar que los mercados europeos no contribuyan al desplazamiento de los pueblos indígenas de sus tierras», destaca la secretaria general de la Alianza de Pueblos Indígenas del Archipiélago de Indonesia.

En los próximos meses, el Parlamento Europeo y los Estados Miembros de la UE tienen la oportunidad para mejorar y aprobar el Reglamento sobre productos libres de deforestación. Los firmantes de la carta instan a los Estados Miembros de la UE a que aseguren que el Reglamento exija a las empresas que respeten los derechos a la tierra y sobre el territorio de las comunidades. Como parte de esta obligación, las empresas también deberían prevenir cualquier riesgo que sus operaciones o las de sus proveedores puedan conllevar para quienes defienden los bosques.

«La responsabilidad de Europa por haber privado a los pueblos indígenas y a las comunidades locales de sus tierras se remonta a siglos atrás y los sistemas jurídicos poscoloniales nunca han reconocido plenamente los derechos sobre las tierras que corresponden a estas comunidades», explica Julia Christian. «La UE debe incluir en el Reglamento que proteja esos derechos al cumplir con los estándares internacionales», concluye la activista de FERN, organización en defensa de bosques y derechos humanos.

Numerosos estudios demuestran que los pueblos indígenas y las comunidades locales son quienes  mejor protegen la naturaleza. Los pueblos indígenas administran la mitad de los grandes bosques del planeta, los cuales almacenan más carbono y tienen menores tasas de deforestación y degradación en comparación con otras áreas. Sin embargo, en todo el mundo, a los pueblos indígenas y las comunidades locales que tradicionalmente han tenido derechos de tenencia se les quitan o niegan derechos sobre sus tierras, y son atacados, amenazados y asesinados por defender sus territorios, a menudo frente a actividades de índole comercial.

«Es gracias a la presión y movilización durante años, que la UE ha tenido que aceptar que solo una legislación con carácter vinculante puede regular las cadenas de suministro para erradicar la deforestación», observa Tom Kucharz, pero «ahora el Gobierno de España debe exigir que todas las empresas reconozcan los derechos de los pueblos indígenas y cumplan con todos los instrumentos internacionales de derechos humanos», recalca el activista de Ecologistas en Acción.

La entrada Para terminar con la deforestación hay que proteger los derechos a la tierra y al territorio aparece primero en Ecologistas en Acción.

  • Ecologistas en Acción ha vuelto a pedir información a la delegación territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible sobre el número de explotaciones porcinas de tipo intensivo y su respectiva capacidad realmente existentes en el Término Municipal de Carmona.

En 2017, el Ayuntamiento de Carmona reconoció que Carmona contaba con más de 120 explotaciones porcinas de tipo intensivo y una cabaña de 450.000 cabezas (1). En ese momento y en la actualidad, hay muchas menos granjas porcinas oficialmente registradas con su Autorización Ambiental otorgada.

Asumiendo como reales las cifras aportadas por el secretario del Ayuntamiento, una de las principales consecuencias es el elevado consumo de agua de esas granjas que se abastecen del acuífero Sevilla-Carmona, declarado en mal estado cuantitativo y cualitativo, es decir que se encuentra sobreexplotado y contaminado. Incluso aplicando todas las Mejores Técnicas Disponibles, 450.000 cabezas, a 15 litros/plaza/día, consumen 2,5 hectómetros cúbicos anuales de un recurso que irá menguando cada vez más, atendiendo a las previsiones relacionadas con el cambio climático en el que estamos inmersos que pronostican disminuciones importantes en el régimen de lluvias en el sur peninsular.

Pero lo peor es que la calidad del agua va a seguir empeorando ya que la producción industrial de carne de cerdo en estas instalaciones intensivas produce unas cantidades ingentes de estiércol, que contienen antibióticos y nitratos muy contaminantes para el agua y que se esparcen en el campo sin las debidas precauciones. La Ley regula estrictamente su aplicación: 450.000 cabezas necesitan unas 25.000 hectáreas anuales de tierras agrícolas con cubierta vegetal para aplicar sus purines, de las 92.400 hectáreas que mide Carmona en total.

Desgraciadamente, esa gran superficie y el escaso personal dedicado a labores de vigilancia hacen que sea muy difícil controlar que los purines se curen y se apliquen conforme a los estrictos requisitos de la normativa aplicable. De ahí que el panorama a corto plazo de la comarca sea poco esperanzador. El acuífero de Carmona, de excelente calidad durante siglos y hasta el año 1993, va a resultar inservible para abastecimiento humano en el caso muy probable de que haya que echar mano de él por sequía prolongada que imposibilite el abastecimiento habitual a día de hoy de los embalses de la sierra.

De hecho, el borrador del Plan Hidrológico del Guadalquivir del tercer ciclo de planificación para el periodo 2022-2027, ya prevé la prohibición de instalar industrias porcinas en zonas protegidas para abastecimiento que estén afectadas por contaminación difusa, es decir, declaradas vulnerables a la contaminación por nitratos y en mal estado químico (2).

Carmona es por tanto un buen ejemplo de lo que supone este tipo de ganadería industrial, auténticas fábricas de carne, que requieren gran cantidad de aportes externos como piensos (buena parte de los cuales se componen de soja transgénica cultivada en áreas deforestadas de Sudamérica) y un elevado consumo de medicamentos y antibióticos para prevenir las enfermedades derivadas del hacinamiento. Esto provoca un incremento de bacterias resistentes que reduce nuestra capacidad de defensa contra las enfermedades y favorece las zoonosis como la que ha originado la pandemia de la COVID-19. Todo para producir carne industrial barata, mucho menos sana que la dieta mediterránea.

Hay razones socioambientales de sobra para poner coto a la proliferación de estas instalaciones industriales e ir planificando su reconversión progresiva a explotaciones extensivas.

Cambio climático y reducción de la demanda de porcino

En agosto de 2019, la ONU volvió a insistir en que hay que reducir el consumo mundial de carne para frenar el cambio climático(3) y en mayo de 2021, el Estado español publicó la Estrategia Nacional de Largo Plazo “España 2050” que destaca que “el consumo de productos de origen animal es responsable del 80% de las emisiones asociadas a nuestra alimentación”(4) y que “Numerosos estudios señalan que el consumo de carne de la población española es entre dos y cinco veces superior al recomendable”(5).

Recordemos que está declarado el estado de Emergencia Climática en España desde el 21 de enero de 2020.

Por otra parte, la mitad de la carne porcina española se exporta a China(6), cuya producción propia se habrá recuperado completamente en torno a 2025. La previsible sobreproducción preocupa a la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, que reclama alternativas al mercado chino para las exportaciones de carne de cerdo español(7).

Ecologistas en Acción ha solicitado a la Consejería que las autorizaciones ambientales tengan en cuenta la suma de todos los impactos ambientales generados por las granjas de ganado porcino en producción intensiva y que se busquen soluciones para controlar de forma efectiva el vertido de purines.

Los ecologistas siempre han abogado por reducir el consumo de carne en general y procedente de la producción intensiva en particular y animan a las autoridades a adoptar medidas para fomentar alternativas ecológicas viables a las fábricas de carne.

1. D. JOSÉ ANTONIO BONILLA RUIZ, Secretario General del Excmo. Ayuntamiento de esta Ciudad.-CERTIFICA: que el Excmo. Ayuntamiento PLENO, en sesión ORDINARIA celebrada el día VEINTICINCO DE JULIO DE DOS MIL DIECISIETE: […] En el término de Carmona se encuentra también un importante núcleo ganadero, especialmente porcino, caprino, bovinos, avícolas y equinos. Como ejemplo de esta actividad económica, Carmona cuenta con más de 120 explotaciones porcinas de carácter intensivo con una cabaña de 450.000 cabezas. Código 07E10006E10600N9R9N9W8O0R1 en https://sede.carmona.org

2. https://www.chguadalquivir.es/documents/10182/2230418/Normativa.pdf/1013c706-8570-0152-2f8e-a1002e1a087d

3. FAOSTAT. Suite of Food Security Indicators. http:// www.fao.org/faostat/en/#data

4 .Aguilera, E., et al. “Emisiones de gases de efecto invernadero en el sistema agroalimentario y huella de carbono de la alimentación en España.” Real Academia de Ingeniería de España, 2020. http://www.raing.es/sites/default/files/INFORME_ RAING_23102020%20%2814.12h%29.pdf

5.Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Informe del consumo de alimentación en España 2019. Madrid, 2019. https://www.mapa.gob.es/en/alimentacion/temas/ consumo-tendencias/informe2019_v2_tcm38-540250.pdf.

6. España fue el primer importador de carne de cerdo a China en 2019

7. Ver por ejemplo: https://tomasgarciaazcarate.chil.me/post/nueva-pildora-de-la-pac-la-crisis-del-porcino-que-viene-337266 (4/2/2021); https://www.porcicultura.com/ (10/09/2020); https://www.3tres3.com/ultima-hora/china-recupera-la-produccion-porcina_45225/ (16/07/ 2020); https://www.porcicultura.com/destacado/La-produccion-de-cerdo-en-China-crecera-otro-10%C2%AC-este-ano%2C-aseguran-en-Rabobank (22/03/ 2021); https://agroinformacion.com/piden-buscar-alternativas-para-las-exportaciones-de-carne-de-cerdo-para-no-depender-del-mercado-chino/(julio de 2021)

La entrada Reiteramos solicitud de información para conocer cuántos cerdos hay en Carmona aparece primero en Ecologistas en Acción.

Subscribirse a    Sustinea lector de novas